sábado, diciembre 26, 2015

Maickel Melamed 2016

MEDITACION 2016


MEDITACIÓN ESPIRALADA EN 4D.



Autor: Dr. Luis Arocha

 I. Elija un sitio cómodo donde relajarse sentado o recostado, en el que pueda permanecer sin ser interrumpido durante 5 a 30 minutos aproximadamente. (ud puede recortar o alargar este tiempo según sus deseos y necesidades que vayan surgiendo a lo largo de su práctica). Una vez que ud haya ejercitado esta poderosa forma de meditación profunda, inicie con la palabra o frase que verá en el punto III.

 II. Tome 2 a 5 respiraciones más lentas y profundas de lo que normalmente hace. Hágalo manteniendo un ritmo constante. Vaya llevando progresivamente su respiración a la zona abdominal.

 III. Con los ojos preferiblemente cerrados, imagine algún lugar natural, relajante, particularmente agradable que Ud. extraiga de su universo interior. Observe atentamente los detalles que vayan apareciendo en su mente y vaya conectándolos con todos los sentidos: lo que ve, oye, huele, gusta y siente. Vaya haciéndolo progresivamente y diviértase descubriendo cada detalle que aparezca. Con movimientos corporales, ajústese a aquella postura que le trae las mayores sensaciones de paz, serenidad y seguridad. Una vez que ud experimente esa sensación cada vez más profunda y plena de paz, serenidad y seguridad, diga mentalmente una palabra o frase corta que la identifique, para iniciar futuras meditaciones, por ejemplo: “PAAAAZZZZZ…”

 IV. Proyecte mentalmente una imagen de ud mismo desplazándose por ese espacio con paz, serenidad y seguridad. Comience a construir escenarios novedosos, imaginados y proyectados a futuro, en el mundo material, social y espiritual que ud esté convencido de que alimentan esa paz, serenidad y seguridad que ya ha instalado e imagine interacciones cada vez más ricas con esos entornos. Asegúrese de que estas decisiones sean congruentemente ecológicas, es decir, que también proporcionen paz, serenidad y seguridad a todo lo que lo rodea en la existencia. Procure un equilibrio dinámico cada vez más cerca de una perfección imposible.

 V. Cuando decida salir de allí, repita la palabra o frase corta alusiva a este ejercicio, Dígala, preferiblemente en vos alta y estírese para que con esta real sensación, ud aborde el resto de su día o noche.

 NOTA: Si ud dispone del sonido NEBA, EMDR o algún tipo de aparato de Gym Cerebral (usar α, ϕ, φ, o δ), puede utilizarlos para potenciar el efecto de esta meditación. Igual puede apoyarse en músicas especialmente diseñadas para ello o usar clásicos como Mozart, Vivaldi o Bach. Asegúrese de que sean de su gusto y de que realmente le ayuden a profundizar la experiencia.

Resiliencia

Milton

"Tú sientes un poema, sientes una pintura, logras la sensación de una estatua. Sentir es una palabra muy significativa. No sólo sentimos con los dedos, sino con el corazón, con la mente.

Tú sientes con los aprendizajes del pasado. Sientes con las esperanzas para el futuro. Tú sientes el presente".

    "La sabiduría de Milton H. Erickson" por Ronald A. Havens.  Editorial  Irvington Publishers

Fundacion Milton Erickson

Historias de Milton Erickson

Aprender a Pararse

Aprendemos un montón de cosas a nivel consciente y luego olvidamos lo que hemos aprendido y usamos la habilidad adquirida. Yo gocé de una enorme ventaja sobre los demás: tuve poliomielitis, quedé totalmente paralítico, con una inflamación tan grande que incluso padecía de parálisis sensorial. Pero podía mover los ojos y mi audición no sufrió ningún trastorno. Me sentía muy solo, tendido en una cama sin poder mover otra cosa que los ojos.

Estuve en cuarentena en nuestra granja, con siete hermanas y un hermano, mis padres y una enfermera. ¿De qué manera podía entretenerme? Empecé a observar a la gente y el entorno. Pronto aprendí que mis hermanas podían decir "no" cuando en realidad querían decir "sí", y podían decir "sí" y al mismo tiempo querer decir "no". Tal vez le ofrecían a otra hermanita una manzana, y después se la negaban. Y así comencé a estudiar el lenguaje no verbal y el lenguaje corporal.

Tenía una hermanita que ya había aprendido a gatear; por mi parte, yo debía aprender a pararme y a caminar. Se imaginan con qué interés observé a mi hermanita mientras pasaba del gateo al aprendizaje de cómo pararse. Ninguno de ustedes sabe cómo aprendió a pararse. Ni siquiera saben cómo aprendieron a caminar. Tal vez piensen que son capaces de caminar en línea recta seis cuadras seguidas si no hay tránsito de peatones ni de vehículos. ¡No saben que no podían caminar en línea recta manteniendo un ritmo uniforme!

Ustedes no saben qué es lo que hacen al caminar. No saben cómo aprendieron a pararse. Lo aprendieron extendiendo la mano y tirando desde ella. Esa presión sobre sus manos les hizo descubrir, por accidente, que podían asentar un peso sobre sus pies. Esto es algo tremendamente complicado, porque las rodillas ceden... y si ellas se mantienen derechas, la que cede es la cadera, y los pies quedan trabados. Uno no puede pararse porque tanto las rodillas como las caderas ceden. Los pies se cruzan... y pronto uno aprende que debe armarse de coraje y esforzarse hacia arriba cuidando de mantener derechas las rodillas... una por vez.

Cuando ya se ha aprendido eso, se debe poner atención en mantener rodillas y caderas derechas ¡y al mismo tiempo los pies bien separados! Ahora sí, finalmente, uno puede mantenerse parado con los dos pies separados, apoyándose en las manos.
Vino luego una lección en tres etapas. Uno distribuye el propio peso en los dos pies y una sola mano, ya que esta otra (la izquierda) no nos soporta en absoluto. Sinceramente una dura faena... que permite aprender a pararse derecho, con las caderas derechas, las rodillas derechas, los pies separados, y esta mano (la derecha) presionando fuerte hacia abajo. Después de eso uno descubre cómo modificar el equilibrio del cuerpo. Se modifica el equilibrio del cuerpo si uno da vuelta la cabeza, da vuelta el cuerpo. Hay que aprender a coordinar todas las modificaciones del equilibrio del cuerpo cuando uno mueve una mano, la cabeza, un hombro, el cuerpo íntegro... y después hay que aprender esto mismo apoyando en la otra mano.

Entonces viene lo terrible: el formidable aprendizaje de azar ambas manos y moverlas en todas direcciones, dependiendo sólo de las dos sólidas bases de los pies, bien separados. Y manteniendo derechas las caderas... derechas las rodillas, con la atención tan dividida que se pueda reparar en las rodillas, caderas, brazo izquierdo, brazo derecho, cabeza, tronco. Y por último, cuando ya se contaba con habilidad suficiente, uno intentaba mantenerse en equilibrio apoyado en un solo pie. ¡Era un trabajo infernal!

¿Cómo es posible mantener el cuerpo entero, con las caderas derechas, las rodillas derechas, sintiendo el movimiento de cada mano, el movimiento de la cabeza, el movimiento del cuerpo, y entonces adelantar un pie y alterar así todo el centro de gravedad? Las rodillas se flexionaban... ¡y uno se caía de culo! Pero se levantaba y volvía a intentar. Hasta que a la larga uno aprendía a adelantar un pie y dar un paso... y eso parecía magnífico, así que uno lo repetía... qué bueno es. Luego el tercer paso, con el mismo pie que el primero, y allí ¡cataplum, se iba al suelo!

Llevaba largo rato alternar derecha-izquierda, derecha-izquierda, derecha-izquierda. Y ahora uno podía mover los brazos hacia adelante y hacia atrás, volver la cabeza, mirar a uno y otro lado y seguir caminando sin prestar la más mínima atención a las rodillas derecha, la cadera derecha.

Anecdota de Milton Erickson, Tomado del  libro "Mi voz irá contigo, de Sidney Roosen, (Copilador),pagina 45,

domingo, diciembre 20, 2015

RUNNING 2015


 

Los Trances  Generativos  del  Running:

El correr como una práctica para entrar en el campo de las posibilidades.
 

Félix Gómez, M.D

Stephen Gilligan, autor del libro El coraje de amar, describe poéticamente como  en nuestro tránsito por la vida vamos    habituándonos a conductas que se convierte en   prácticas muy arraigadas de conductas y  sistemas de pensamiento. Estas prácticas diarias nos pueden conectar  con dos maneras diametralmente opuestas en nuestra vida. La primera es la conexión   con el    campo del  problema y de la impotencia, por ejemplo: sentarte diariamente  horas en frente a un televisor comiendo y/o ingiriendo alcohol, estar horas hipnotizado en el celular mientras el rio de la vida  pasa,  comunicarnos con el mundo desde la violencia o las adicciones   son algunos de los cientos de ejemplos que podemos encontrar en lo que yo llamo las prácticas para la conexión con el campo.

Segundo, y en dirección opuesta  existen incontables   prácticas que nos pueden llevar a conectarnos con el  campo de soluciones y recursos dentro de nosotros y con nuestra comunidad. Las  prácticas   que  nos saquen de “la caja” de la cotidianidad mental son prácticas generativas. En ese sentido  este tipo de  prácticas   pueden  ayudar a conectarnos a  un campo más amplio de la conciencia atraves de actividades que queden tocar el espíritu de una manera muy especial y sentida. Por ejemplo la lectura de un libro especial para nosotros, dibujando, danzando, orando, meditando, teniendo una conversación transformacional, una relación sexual plena, danzar  o como en este caso salir a correr o caminar.

El correr y caminar largas distancias atraves de la naturaleza se ha convertido en una práctica, un ritual y una manera de encontrarme con el campo generativo de las soluciones, una manera de entrar a un templo donde voy al encuentro de una presencia mayor. Gregory Bateson, solía preguntarles a sus estudiantes en  la universidad de California, al comenzar cada semestre,  ¿el mundo está vivo?

Esta hermosa pregunta  conectaba a sus alumnos a replantearse la manera como habían aprendido a ver y sentir la vida. También a Bateson le debemos la noción de  la  mente del campo, es decir la suma de las partes de un sistema tiene con una  auto inteligencia que guía el sistema a evolucionar y hacerse creativo integrando la suma de sus partes, por ejemplo, La inteligencia del grupo, de la familia, de la comunidad, del bosque, de un  equipo o de  un ecosistema  natural. Desde esa perspectiva sistémica  un bosque para mí es un sistema vivo inteligente, yo simplemente formo parte de ese organismo cuando entro en ese campo. Nunca olvidare durante el recorrido de noche que hice  en el  evento Oxfam Sydney 2015,  recorriendo 100km entre bosques y parajes naturales, ante una luna llena imponente, mientras miraba a cientos de participantes y sus   cientos de lámparas frontales  que me conectaron con un momento de magia y con una conexión muy profunda  con el bosque  y todo sus elementos.Ese , campo lo he sentido en muchos momentos a lo largo de la vida. Cientos de personas reportan experiencias parecidas por ejemplo en un maratón, o en una carrera de montaña.

 En su libro  De que hablo de correr cuando hablo de correr,  el escritor japonés  Haruki Murakami dice “Y es que las carreras de larga distancia han ido educando y formando  la persona que soy hoy”. Yo creo que esa es una de las grandes razones por la cual cada día más personas en todo el mundo salen a correr, hacer trial Running de montaña, personas que a los 60 están haciendo sus primeros maratones, gente de todas las edades en todo el mundo es por la gran  la necesidad de conectarnos con un campo, una inteligencia mayor a la nuestra y cualquiera que haya participado en un evento de este tipo sabe la energía emocional tan poderosa que se experimenta allí. Correr para conectarnos con ese campo, con ese inconsciente creativo colectivo es ir más allá de nuestro propio aislamiento descrito  intensamente   por  Ralph Del Valle, en Insularidad, en  el viaje interno de un corredor, editorial Desnivel.

 Correr es una experiencia que permite conectar nuestra inteligencia cognitiva y corporal para entrar en un campo de posibilidades que pueden cambiar nuestra vida porque al correr nuestro cerebro está cambiándose a sí mismo abriendo nuevas rutas neuronales  parafraseando al Dr. Norman Doidge .Un hermoso ejemplo de esto es el Venezolano Mickel Melamed, cuya vida es un ejemplo inspirador de como el correr puede ayudarnos, inspirarnos  y transformar nuestras vidas y a nuestra comunidades, en sus hermosos libros Si lo sueñas haz que pase, editorial Aguilar (2012) y en Ruta para un Sueño, editorial Planeta (2014) .Describe  el correr como una experiencia de equipo, de transformación y también de fe en nosotros mismos.

Mi propia historia donde el correr me ha permitido encontrarme con mis demonios, aliados, mentores, frustraciones, alegrías, sueños, creatividad, vulnerabilidad, recursos pero sobre todo con mi propia humanidad. Entonces me pregunto a qué esperas para ponerte tus zapatos y salir a encontrarte con ese maravilloso mundo que espera por ti, por que como dice el poeta inglés David Whyte  en su poema Dulce Oscuridad:

 
Debes aprender una sola cosa

 El mundo fue hecho para ser libre dentro de él

 Renuncia a todos los mundos

 Menos al que perteneces tú

 A veces se precisa de la oscuridad y del dulce

 Encarcelamiento de tu soledad

 Para aprender

 Cualquier ser o cualquier cosa

 Que no te llene de vida

 Es demasiado pequeño para ti

 
 

martes, octubre 27, 2015

viernes, septiembre 04, 2015

ULTRA TRAIL 100KM CUMPLIDO


PRIMAVERA 2015


BITACORA DE VIAJE

Un  Ritual Iniciático  llamado   Oxfam Trailwalker Sydney 2015   o Los Trance  Generativos Del Self.

Félix Gómez, M.D

Buen día amigos!!!

Mil gracias por los mensajes durante estos dos últimos días. Mi equipo completo los 100km en 34horas sin dormir a través de uno de los más duros desafíos de treaking en  equipo en todo el mundo,  el legendario Oxfam Sydney Trial .El segundo de más dificultad después del Oxfam de Hong Kong  fue una experiencia donde mente, cuerpo se integran a un nivel muy profundo y muy generativo. Pienso que primero te guía la inteligencia del  cuerpo por ascensos  y descensos de más de 1000 metros, entre rocas de más dos metros y de un terreno duro, luego es la mente que guía al cuerpo a pesar de las ampollas, calambres y dolores, especialmente después del kilómetro sesenta, para finalmente ser el espíritu humano, que por encima de la mente y el cuerpo nos guía los últimos kilómetros del mítico trial, al menos esa fue mi experiencia y la de mi equipo. Tuve el privilegio de entrenar con un fantástico equipo de personas quienes cada domingo caminamos un promedio de 30 a 40 km por diferentes rutas  por 12 meses por esos duros y fantásticos parajes, allí conocí cientos de personas de la las más diversas nacionalidades, edades , profesiones, cada persona fue como un  libros abierto para mí.
Sin embargo, algo en común  que pude compartir con estos extraños y a veces muy cercanos compañeros de viaje fue el gusto por la naturaleza y la aventura. Durante esos 12 meses de preparación solo dos miembros nos mantuvimos como el equipo original Ted Miller y mi persona, muchas personas llegaron y se marcharon pero nosotros nos mantuvimos claros y firmes de  mantener la meta de hacer los 100km del Oxfam. Finalmente,  dos meses antes del evento consolidamos un equipo  extremadamente  rápido  con dos experimentadas  senderistas una de Hong Kong y otra de China. Sin embargo uno de las mayores retos que enfrentamos todo el equipo   fue que los cuatro estábamos lesionados , Man chung tenía una  cuádruple  fractura en la tibia derecha y había sido operada hace 4 meses donde el hueso fue prácticamente reconstruido, Dona tenía una fractura de la rodilla izquierda,  6 meses atrás ,Ted tenía una fractura del quinto dedo metatarsiano  del pie derecho acorrido apenas hacia dos semanas , y yo con una  dolorosísima tendosinovitis producto de una carrera de 15km  el 9 de  Agosto.  Una semana antes nadie estaba seguro  de su participación, pero en un acto de FE  y de locura decidimos participar, lo que nos convirtió posiblemente en el más loco de los 544 equipos  que participamos en el Oxfam Sydney  trial Walker 2015.

Nosotros  partimos en la segunda  tanda de equipos  a las 8am del día Viernes 29 de Agosto  y terminamos un épico sábado 29 a las 5 :45 pm .Pero esto no fue una historia de hadas , esto fue un viaje de agonía, dolor, frustración, tensiones  en el equipo ,silencios prolongados , alegrias,sentido del humor, solidaridad , perseverancia, coraje y una determinación a toda prueba. Los últimos 10 km recuerdo atravesando algunas calles del suburbio de Manly donde niños sonriendo nos estrechaban las manos y sostenían platos llenos de caramelos mientras algunos de sus padres nos aplaudían y aupaban, fue un momento de profunda satisfacción personal, de alguna manera es la conexión de los regalos del espíritu que cada uno tiene y que cuando los dejamos salir bendicen  a la comunidad y nos bendicen a nosotros mismos. Llegamos a los últimos 40 metros donde nos esperaba una alfombra verde con banderas  para mi amante de la mitología griega fue como entrar al olimpo de los dioses , mientras el sol se ocultaba y una ponderosa luna llena alumbraba todo la Hermosa Ensenada marina.

 Al final como una especie de ciclo que se Cierra Ted quien para ese entonces ya no era un extraño para mi decidimos  irnos a un bar a tomarnos una cuentas cervezas, íbamos cojeando, doblados y  barbudos mientras la luna llena alumbraba el camino, final más épico que ese  se puede pedir.Mi experiencia final fue  que el campo de las posibilidades y las soluciones es mayor que el campo del problema si queremos enfocarnos.


Primavera 2 de septiembre 2015
Félix  Gómez


https://trailwalker.oxfam.org.au/team/blogs/19533


100 km /34 horas










100km/ 34 horas