jueves, agosto 07, 2008

EL RETORNO DE LAS DIOSAS.

Detail of another of her Sedna paintings © Susan Boulet.






2 comentarios:

  1. Araceli6:12 p.m.

    Hola, te escribo para contarte que yo también emigré, y sé lo duro que es, me fui de Venezuela en el año 2000, y es realmente duro, la gente te mira como si fueras un ser de otro planeta, algunos te discriman por tu acento y con comentarios despectivos como que les viene a quitar el trabajo, y como que no eres bienvenido, para mi fue un golpe duro, porque al ser hija de españoles, pensaba que me iban a aceptar como una de ellos, y la verdad que no fue asi, estuve mucho tiempo acomplejada, y todavia me da vergüenza decir que naci en Venezuela, enseguida te ponen la etiqueta de chusma latina, y es bastante doloroso, al igual que tú, los duros golpes que me he llevado me han abierto los ojos, ahora estoy viviendo una vida mas espiritual, todos los dias trato de conocerme mas a mi misma, y me he dado cuenta de que la felicidad es algo interior. A pesar de todo lo que he pasado, tambien agradezco haber salido de Venezuela, no si lo comprendas ahora, pero la vida para las mujeres en venezuela es muy dura tambien, se les menosprecia y se les engaña, se les trata como un simple objeto sin valor, y creo que los paises que peor situacion tienen son los machistas, y eso debe de cambiar, hace falta energia femenina en el mundo hace falta amor y compasion.

    ResponderEliminar
  2. Felix Gomez3:38 a.m.

    Apreciada Venezolana ,gracias por tus valiosos comentarios ese es la idea , generar espacios de reflexion, personalmente pienso que es un mito eso de asumir otra nacionalidad u otra cultura sin haber integrado y recompuesto 'el pais interior" detras de mucho cancer y enfermades mentales en millones de immigrantes en todo el mundo hay una miles de memorias traumaticas sin ser procesadas cerebralmente ,emocionalmente ni espiritualmente,espero que en tu viaje encuentras el healing y puedas reencontrate con el hermoso pais que es Venezuela, y donde tu ,yo y millones somos sus embajadores algunos con odio otros con amor pero alfin y al cabo alli esta nuestra identidad.

    Curacion y mucho perdon

    Un abrazo.
    Felix

    ResponderEliminar