sábado, enero 10, 2009

LENGUAJE LIMPIO Y SUS METAFORAS DE LA MENTE

Durante un taller acerca de Modelaje Simbólico, una es impresionada por la rica variedad de paisajes metafóricos que emergen a través de Preguntas Limpias. Mundos de cuatro dimensiones surgen a la existencia: tres dimensiones espaciales moviéndose a través del tiempo. Una persona tiene duplicados de todo: paredes, flores, pájaros y colores. El paisaje de otra parece estar limitado a una pequeña esquina del salón. A medida que el entrenamiento continúa, los símbolos demandan ser mencionados verbalmente en forma directa, más que a través del "cliente". El cursor intermitente de la computadora, visto con la esquina del ojo, se convierten en los latidos de una madre. Los símbolos dan forma y, con ellos, se conforma la percepción y conducta de los participantes en "el mundo real". Hacia el final del primer día, cada uno toma consciencia de dónde se para en el salón, ¡conscientes de estar pisoteando la "realidad" de alguien!
Cuando se le hace una pregunta a alguno de los participantes, es difícil para los demás no responder silenciosamente desde sus propios modelos. Después de escuchar la respuesta, a menudo se sorprenden, diciendo "¡Yo nunca hubiera pensado en eso!". La infinita variedad de símbolos metafóricos y relaciones que forman la experiencia de una persona son lógicos solo desde el marco del paisaje metafórico de esa persona.
Lawley y Tompkins reportan que, después de una sesión terapéutica, los clientes les manifiestan su agradecimiento por "entender lo que es ser como yo". En realidad, Lawley y Tompkins no afirman que lo hacen. Lo que ellos han hecho es llevar un registro meticuloso del lenguaje del cliente, por momentos volviendo atrás y reuniendo un número de símbolos en una sola pregunta. "¿Y cuando 'algo que llevabas sobre la espalda' y 'una larga capa' y 'una gran roca' y 'un águila posada en tu hombro', qué sucedió después?". Esta aparentemente ilógica pregunta tiene completo sentido en el mundo metafórico del cliente.
"¿Qué sucedió después?" es una de las cuatro restantes Preguntas Limpias básicas, junto con "¿Qué sucedió justo antes de…?", "De dónde vino…?" y "Entonces qué sucedió?". Esas nueve preguntas son utilizadas alrededor del 80% del tiempo. Unas veinticinco preguntas adicionales pueden ser usadas con sobriedad una vez que el paisaje simbólico haya sido desarrollado. Lawley y Tompkins cuentan de un estudiante principiante quien facilitó un cambio mayor en su compañero de equipo, haciendo la misma pregunta una y otra vez. Cuando se le preguntó cómo había sabido mantenerse haciendo la misma pregunta, el estudiante admitió que ¡era la única que había podido recordar! ¡Algunas veces, menos es más!¿Funcionan las Preguntas Limpias y el Modelaje Simbólico? Durante el transcurso de mi entrenamiento de tres días, yo vi múltiples "ajás" y múltiples cambios de percepción entre los participantes. Mi propia experiencia fue sutil mientras yo observaba como un balanceo se transformaba en un ancla. ¿Cuál fue el significado? Todo lo que se es que desde el entrenamiento he terminado un libro que había esperado por años. El balanceo me había impedido avanzar. El ancla me centró.

1 comentario:

  1. Anónimo11:57 a.m.

    es maravilloso comprobar que el lenguaje de cada uno tiene un valor muy importante y que en la sociedad se empieza a valorar. No tenemos que aprender a tener las expresiones del otro. Es una herramienta valiosa este descubrimiento, pues que cada uno tiene su mapa y que se le respete, me encanta. no tenemos que copiar a los demas. Genial.

    ResponderEliminar